Tags

, , , , , ,


Hace ya un par de días se declaraba “Internet como parte de los Derechos Humanos” por parte de la ONU. En mi opinión, un avance sin precedentes y un claro reconocimiento de que el mundo y la manera en que vivimos en él está cambiando. Mi generación y las que vienen después pertenecemos a la generación “Googlenativa” y necesitamos derechos que se adapten a nosotros.

¿Si nosotros nos adaptamos diariamente a los avances tecnológicos y cambiamos constantemente nuestra manera de hacer las cosas, por qué no debe también cambiar la legislación que nos rige?

Muchas personas, entre ellas varias que admiro, tildaron la medida como algo absurdo: “millones de personas muriéndose en el mundo por guerras y hambre y ésta gente discutiendo el Internet como derecho humano…arreglen antes lo de Libia!” “Aja…¿y ahora le van a dar Internet a todo el mundo si ni siquiera le pueden dar comida?”  se escuchaba entre conversaciones. Bueno, queridos lectores, primero hay que entender como es la declaración y que enfoque busca (Busquen en Internet: A/HRC/17/27  para que vean el reporte donde se argumenta y explica Internet como derecho humano).

Leamos antes el artículo 19 de la declaración de los Derechos Humanos: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.”

Internet y, sobre todo, la onda 2.0 se han vuelto en una de las principales herramientas para ejercer este derecho. Si no existiese el Internet, sería casi imposible hacerle llegar mis opiniones y preocupaciones a personas alrededor del mundo de manera completamente libre, rápida y barata. La web es un instrumento verdaderamente democrático,  donde cualquier persona, sin importar su estatus social, raza, religión o ideología puede expresarse libremente y tener un acceso a información casi infinita. La decisión de incluir Internet como Derecho Humano esta entonces totalmente respaldado por el artículo expuesto anteriormente y lo complementa enteramente.

Mucha gente se pregunta: ¿Era necesario declararlo como un Derecho Humano? Sí. Al declarar el libre acceso a Internet como un Derecho Humano, se ejerce una presión importante sobre países que no solo restringen el acceso a cierta información sino incluso el acceso total a Internet como son los casos de países como (curiosamente la mayoría de izquierda) China, Vietnam, Irán y, no en mucho, Venezuela, donde el enviado especial de la ONU se le ha sido negada la entrada en 2003 y 2007. No es lo mismo tener una política interna poco democrática a tener una política interna que viole los Derechos Humanos de sus ciudadanos.

Tuve la oportunidad de ir a China el año pasado y al intentar buscar en Internet “Democracia”, curiosamente no aparecía. En Iran, las restricciones a la información en Internet son varias, lo mismo intentan hacer en países del Medio Oriente cuando hay algún tipo de protestas. Nos enfocamos mucho en la prensa escrita y la televisión pero cada vez un “tweet” o un post tiene mas fuerza y lo que se publique en Internet, no solo se propaga mucho más rápido, sino que el contenido cada vez más, es creado por personas que antes no hubiesen podido darlo a conocer. La información, muchas veces, llega mucho más limpia, sin filtraciones políticas y cada vez más se muestra lo que verdaderamente está pasando y lo que la gente opina y no lo que los medios nos permiten ver.

La primavera árabe no hubiese sido posible sin Internet y las redes sociales. Los dictadores no quieren que las atrocidades que hacen sean visibles para el mundo y que la gente pueda expresarse libremente en contra de ellos o juntarse para manifestarlo. A medida que la gente pueda expresarse más, mejor y más rápido, los atropellos a otros Derechos Humanos serán cada vez más difíciles de cometer y más costosos políticamente.

Los dictadores ya tienen un nuevo enemigo, cada día mas fuerte…

Muchas veces la gente se conforma con lo que tiene porque no sabe qué otras cosas existen (Corea del Norte) y por ello, además de múltiples factores como represión, etc. es que muchos gobiernos autoritarios o mediocres logran mantener el poder y la democracia, muchas veces, se ve disminuida.

En definitiva, el mundo está cambiando, cada vez más democrático y libre y el Internet es una de las principales banderas de libertad, protegida ahora bajo el marco de los DDHH. Es necesaria una gran inversión en infraestructura tecnológica para poder brindarles mayor capacidad a los ciudadanos de expresarse libremente y abrirles un mundo infinito de información.

Les invito a que ejerzan su derecho y comenten sobre este post!

Este tema da mucho que hablar  y prometo escribir sobre Internet y educación e Internet y desarrollo en un futuro, espero, no muy lejano!